Argolla O Anillo De Compromiso 

-Consideraciones Para Su Elección, Propuestas Y Simbolismo-
Comprometerse con la persona amada es un momento único para toda pareja.
El anillo o argolla de compromiso es un símbolo que representa el deseo de compartir la vida junto al otro.
Según las costumbres occidentales, la argolla indica el compromiso de un futuro matrimonio, se coloca en el dedo anular porque según la tradición este contiene la “vena amoris”.
De acuerdo a las zonas o tradiciones puede llevarse en la mano derecha o izquierda. En los países hispanos se lleva en la mano izquierda y también en España (con excepción de Cataluña y Valencia).
En Alemania, por ejemplo, se coloca en la mano izquierda durante el compromiso y se pasa a la mano derecha una vez que la pareja se ha casado.
Según la tradición esta pieza de joyería es ofrecida por el hombre como regalo a su novia. Se otorga en el momento de la proposición de matrimonio y si la novia acepta, el anillo quedará en su mano representando la aceptación formal del compromiso.
“La pedida de mano”, como suele llamarse, es un momento emotivo que puede realizarse en modo espectacular o sencillo pero que en ambos casos es inolvidable para la pareja, sobre todo para la novia por el romanticismo que recae en él.
Diamantes, platino, topacio, oro; ostentosos, pequeños, suntuosos…hay anillos para todos los gustos, lo importante es que la elección de la joya, compagine con el carácter de la pareja y que junto a la propuesta, el momento sea para recordar por siempre.
El anillo de compromiso suele regalarse con un diamante debido a la carga simbólica de este mineral que siendo duro y eterno, denota en su naturaleza lo que se espera del matrimonio.
Un modo clásico de proponer matrimonio es durante una cena romántica, en un precioso restaurante, acompañados por músicos que toquen la canción especial de la pareja.
Pero repasemos algunas propuestas famosas:
El cantante Seal pidió matrimonio a la modelo Heidi Klum tras organizar un viaje en helicóptero por los glaciares de la Columbia Inglesa. El cantante hizo construir un Iglú en una cueva del glaciar y allí entrego a su amada un anillo de diamantes de más de 10 quilates.
El actor Brendan Fraser propuso matrimonio a la actriz Afton Smith con un post-it. La pareja paseaba en uno de los puentes que cruzan el Sena en Parìs y allí Fraser sugirió tomarse una foto con una cámara Polaroid. En el momento de la toma, abrió su chaqueta sonde tenía un post-it con la frase: “¿Te casas conmigo?”.
El único problema fue que en la foto no llego a leerse la frase, por lo que tuvo que hacerle ver la nota. La actriz se emociono de todos modos y dio su rotundo “sí quiero”.
El actor y rapero Nick Cannon le hizo a Mariah Carey su proposición en la terraza de su apartamento de Manhattan, le entregó un anillo de caramelo que escondía dentro la verdadera joya con un diamante de 17 quilates.
Jordan Bratman en cambio se declaro a Christina Aguilera con una pintoresca declaración romántica, globos, pétalos y cajas de regalo que contenían poemas escrito por el mismo, la última de estas guardaba la propuesta de matrimonio junto a un anillo de 5 quilates.
Ser ocurrente con la proposición y buscar el anillo perfecto es fundamental, por ello Laverdieri Club social y Deportivo, les brinda algunos consejos útiles a la hora de decidir que anillo comprar.
En primer lugar es necesario considerar el presupuesto a invertir en la joya. Es importante definir que se quiere trasmitir con la argolla de compromiso, no obstante, esto no significa adquirir una pieza que obligue a contraer una deuda altìsima.

 

En segundo lugar, deberá decidir si comprar oro o plata, diamantes o piedras preciosas. En cualquier caso considere que el tipo de joyería utiliza la novia comúnmente y cual le gustaría tener. Es importante conocer su estilo, gusto y color de joya que utilizará hasta el día de la boda (¿oro amarillo u oro blanco?, ¿grande o pequeña?).
Si su decisión se orienta a los diamantes debe tener en cuenta: cantidad de quilates, color, claridad y corte de la piedra. Comprarlo en una buena joyería de confianza, que no tiene porque ser costosa pero si de calidad, donde lo asesoren muy bien y brinden un servicio adecuado.
Es importante elegir una joyería que cuente con taller, ya que muchas veces la piedra puede ser perfecta en su brillo y tamaño pero en cambio, la montura que lo sostiene puede no cumplir con los gustos y medidas del novio o la novia. Una joyería con taller puede ofrecer las modificas requeridas.
Según los expertos la creencia de que es mala suerte si la argolla de compromiso es grande o pequeña es sólo un mito, sin embargo procure elegir una pieza que sea a medida.Una amiga o persona cercana a la novia puede ser de gran ayuda para la elección, no dude en pedir ayuda, puede ser acompañado para de no incurrir en errores. 
En la historia, el uso de los anillos era muy extendido entre los romanos, con objeto de sellar cartas, instrumentos y otros elementos. Las argollas contenían un sello y solían otorgarlo en la celebración de sus contratos.
La costumbre de que el esposo otorgue su anillo a la esposa, simbolizaba la custodia del menaje. Ya en los tiempos romanos el anillo era señal de la promesa de matrimonio. Por eso, los cristianos solían grabar en él el signo de la fe, que se tenía por símbolo de mutuo amor y concordia.
Muchas películas describen el momento de la proposición, seguramente cada uno conoce historias atrevidas y sensibles, y quién no ha preguntado nunca a sus padres como fue este instante tan peculiar para ellos.
Finalmente, cerramos este artículo con una declaración de película! y esperamos que en sus comentarios compartan ideas de proposiciones y nos cuenten como ha sido su proposición de matrimonio.
 
PBX 683-0009 Ext. 114
Km. 6 Vía Suba – Cota.
Sus opiniones y comentarios son importantes para nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *