El Fútbol Base Y Su Capacidad Para Formar Grandes Jugadores

El deporte se puede disfrutar de dos formas: activa o pasiva, dependiendo de la actuación del individuo en el juego (espectador o practicante).
En este último es necesario distinguir tres tipos de práctica: deportista de élite, deportista federado o simplemente aficionado.
Esta clasificación del deporte está sentada en bases que se muestran claras sobre todo a lo que fútbol se refiere. En la actualidad, más precisamente en los último años, la cultura futbolística ha permutado sus bases y a demostrado una mayor utilidad desde el “espectador”, donde se enfoca la comercialización de este deporte, planteando al fútbol como mero espectáculo.
Y en este punto, un deporte tan popular, especialmente en América Latina y en gran parte de Europa, se explota estimulando mayormente la participación pasiva, abandonando muchas veces el valor intrínseco del deporte mismo.
Escuchamos hablar de anti-deportivismo muy a menudo y eso es porque en muchas ocasiones se olvida instalar desde las bases, los valores necesarios para generar un juego limpio, formativo y recreativo. El Fútbol base, también llamado fútbol juvenil, formativo o en América del Sur, divisiones inferiores, es el fútbol practicado por jóvenes antes de que estos alcancen la categoría absoluta.
Es en esta etapa donde se forma al deportista como futbolista y se reciben las primeras lecciones técnicas y tácticas. En algunos países los clubes profesionales están obligados por reglamentos nacionales a mantener equipos de Fútbol base, estos llaman cantera o “divisiones inferiores” al grupo de los distintos equipos filiales que regulan.
futbol2
En casi todo el mundo la etapa de Fútbol base finaliza a los 19 años, sin embargo en algunos casos, (por ejemplo en Estados Unidos) se prolonga hasta la finalización de la etapa universitaria (4 años más). Ocurre lo mismo en las competencias FIFA, donde se considera parte de la etapa de categoría inferior a los futbolistas de hasta 23 años.
Posteriormente a esta edad los deportistas no pueden pertenecer a dicha categoría y deben en cambio pertenecer a equipos absolutos. Tanto a nivel de clubes como de selecciones nacionales e internacionales existe una gran cantidad de torneos.
En el caso de los clubes se trata de torneos amistosos, mientras que en el caso de las selecciones nacionales, los torneos son oficiales y por ello son reconocidos por la FIFA y las propias confederaciones.